tendenciagay.com

- toda la actualidad del mundo gay.

, 26 de abril de 2017 | 

César progresa

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Álex Rei

Sí, ahora es cuando César está más contento en Madrid. Y no es que antes no lo estuviera, pero si echa la vista hacia atrás, se da cuenta que hoy es cuando puede decir que ha progresado. César llegó de Colombia hace cuatro años, en 2006, cuando la economía parecía que nunca iba a quebrar. Vino con un visado de turista, porque le invitó un amigo suyo de Cali, bueno, no es que le invitara, es que César le insistía tanto por el skype que quería venir, que al final le dijo que hiciera lo que quisiera. Su amigo, William, se quejaba mucho de España, trabajaba muchas horas, ganaba no mucho dinero, vivía en un piso compartido en Usera, se sentía discriminado… Pero César, por lo que le conocía, sabía que William nunca se lo había sabido montar. Y además a César lo que le atraía era lo que había leído en internet sobre Chueca y sobre España, la libertad que había para poderse casar, los locales, las discotecas. Y además siempre había sido guapo así que un día se lió la manta a la cabeza y ya no regresó.

Es cierto que al principio lo pasó mal. El poco dinero ahorrado que se trajo apenas le llegó para nada. Y sin papeles, sólo pudo optar a trabajos mal pagados. Pero incluso en eso, piensa César, tuvo algo de suerte. Porque al poco de llegar conoció una noche en el LL, a un señor algo mayor que le pudo enchufar en una sauna y en un local de sexo de Madrid, y como César era guapo, en seguida le cogieron. Lo malo de aquella época fueron los horarios. Los fines de semana trabajaba casi veinte horas seguidas en la sauna. Y entre semana, se encargaba de la puerta del local de sexo. Dinero ganaba, es cierto, y eso le permitió alquilar una habitación en Chueca. Además aquellos trabajos le permitieron conocer mucha gente y fue en el local de sexo donde conoció a Ricardo. Era un chico pelirrojo y delgado de León, con cerca de 40 años que iba sistemáticamente todos los jueves. Nunca los fines de semana, ni los martes o los miércoles. Sólo los jueves, sin faltar uno. Ese día no era el que más gente había así que comenzaron a hablar cada uno a un lado de la barra. Y un día se liaron, porque César sabía que a Ricardo le gustaba. Y poco a poco César le convenció para que se casara con él, que le hiciera ese favor, que esa era la única forma de conseguir los papeles. Y Ricardo, al que en el fondo todo le daba igual porque vivía sin esperanza, un día le dijo que sí. Y como llevaban viéndose varios meses, la entrevista en el Registro Civil les fue muy sencilla. E incluso Ricardo le dijo que para no levantar sospechas se fuera a vivir con él. Hoy César sigue viviendo en casa de Ricardo, pero ya no duermen juntos. Le paga un modesto alquiler por la habitación que tiene al lado de la puerta. César espera que cualquier día le diga que se vaya, pero Ricardo, cuando coinciden que no es muy frecuente, le saluda con un cierto cariño. César sabe por sus antiguos compañeros que sigue yendo cada jueves al local. Por lo demás Ricardo no sale mucho, queda a cenar con algunos amigos, algo grises y alicaídos, como él, y poco más…

Hace veinte meses César se apuntó a un gimnasio por Callao porque se dio cuenta que si quería triunfar tenía que ganar masa muscular. Y así fue como consiguió que le pasaran unos ciclos y que ahora, cuando se mira en el espejo, no pueda creerse que haya conseguido ese cuerpo. Que esos pectorales y esos abdominales sean suyos. Y desde entonces, César tiene la sensación de que todo le va bien. Ha comenzado a trabajar en la discoteca de moda de camarero, ha conseguido ser gogó en las fiestas más sonadas de la capital. Está en la lista VIP de todos los locales, ha hecho de modelo para varias revistas y hace unos días, una marca de calzoncillos de una tienda de Chueca, le ha propuesto que fuera su imagen para esta temporada. Gana más que nunca y trabaja mucho menos. De vez en cuando, pero sólo cuando el cliente le gusta, se saca un dinero extra ejerciendo la prostitución. Ahora pertenece a la clase VIP del ambiente. Y César se siente muy orgulloso de sí mismo, de lo listo que ha sido para hacerse a sí mismo, para abrirse camino en una tierra tan ajena. Está convencido de que se lo debe a los botecitos de cristal que su monitor le ha vendido y que guarda con cuidado en la nevera.
 

 

Comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:

Comentario:

Código de seguridad:
Escriba el código de seguridad:

Comentarios:

Dice ser coment
viernes, 06 de agosto de 2010, 20:35
este relata no cuenta más que la visión absotumente ciega de los inmigrantes y provincianos tienen de lo que es triunfar en madrid: ir siempre a las discotecas estar musculosos... un mundo irreal. luego pasan los años y el mundo de la noche te expulsa a patadas. y entonces qué haces musculines, relaciones publicas o reparte-flyers? te creías todo, pero no eres nada

Dice ser david
Yo entiendo perfectamente esta anuncio, yo pase de ser un chico normal a que los tios se den la vuelta para mirarme, gracias a mi trabajo y a esos botecitos. En mi caso, yo queria sentir lo que veia que sentian los demas, y no sabeis lo maravilloso que es. Es algo muy frivolo, pero tiene su encanto, os lo aseguro. Ahora, tengo un buen trabajo, no gracias a eso, sino gracias a mi esfuerzo por tener mis estudios universitarios.

Dice ser anonimo
que historia tan conmovedora y profunda

Dice ser frederic
domingo, 23 de mayo de 2010, 17:23
amen alsur!!!!! no podia estar mas de acuerdo contigo!!

Dice ser alsur
domingo, 23 de mayo de 2010, 08:57
Vaya artículo!! Sin duda una realidad que aunque nos negemos a reconocer, está ahí. Todos los que se quejan de que lo que se cuenta no es cierto, están babeando todos los días al otro lado de la barra por el camarero cachas de turno y además, todos vemos cómo se pavonean las musculocas del gym como si vivieran continuamente en una zona VIP... en este mundo eso es así

Dice ser leonel
pero que cortos sois. ahi esta la cosa que mucha gente se piensa que por ser la imagen de un sitio, gogo, y tener algo de dinero ya esta progresando. en la superficialidad de esas cosas. pero vosotros sois muy cortos para no saber que esto es justo para que os deis cuenta que en esas cosas no esta el progreso. so lerdos!!!

Dice ser jajajajajaja
PERO QUÉ MIEEEEEEEERRRRRRRDA ES ESTO!!!!!

Dice ser mario
no sabia yo q ser camarero aunq sea de la discoteca de moda(q paleto suena esto)era formar parte de la elite jajajajja q me da un ataque...o q por ir al gym ya eres un vip, q fuerte.A eso le llamais tener dinero??y lo de q va a ser modelo de una tienda de gayumbos de chueca eso ya es de nota alta.....en fin.....

Dice ser Ralf
Pse, qué quereis que os diga...lo que viene a decir el artículo éste es que el ambiente gay, vayas donde vayas, no te van a mirar igual si, en éste caso, eres un colombiano muerto de hambre que trabaja en lo que puede, que si eres "ese morenazo caribeño potente con cuerpo y pasta que se convierte en el rey de la noche"...en fin, la verdad, no me gusta demasiado, ni el mensaje que pretende transmitir, ni el protagonista (Me parece alguien bastante aprovechado sin importar a quien pueda dañar) y, aparte, otra pregunta que tengo: ¿Por qué coño tiene que haber ambiente vip y ambiente cutre? Vale, igual es una pregunta algo inocente por mi parte, pero si voy a ir a un sitio de ambiente, no me apetece encontrarme con alguien que me diga que "no puedo formar parte de ésta zona porque no soy lo suficientemente cool"...me mosquearía bastante, la verdad.
En resumen: Tanto el relato como el mensaje, me parecen bastante deprimentes, porque viene a decir que:
A: Sin cuerpo y dinero no eres nadie en el mundo gay (Mentira, me ligué a un tío estando gordito, acabé con él y se lió con otro que está más gordo que yo)
B: Si eres una persona sin escrúpulos que se aprovecha de alguien que le quiere, siempre tendrá palmeros que le rían la gracia
C: Todo vale con tal de conseguir los papeles

No, lo siento, no es una filosofía que a mí me guste...

Dice ser Ramiro
jueves, 20 de mayo de 2010, 21:20
Logan estoy contigo, me parece que todos pensamos que por tener pasta y un buen cuerpo somos lo mejor. Al menos antes yo tambien pensaba esa idea, ahora he madurado y creo que el exito está en sentirte bien con lo mucho o poco que tengas.

Página 1 de 2
Encontrados 13 comentarios
1 2 
Subir ↑
Dónde estoy

Dónde estoy

Estás leyendo el artículo "César progresa" en tendenciagay.com - toda la actualidad del mundo gay.

Estás dentro de la sección Guía de locales, categoría Guía Gay.

Si te gusta, puedes suscribirte a nuestro sistema de RSS o añadirnos a tus marcadores.

Si te apetece puedes comentar el artículo.
¿Cuál es la mejor fiesta gay/gayfriendly en España?
Ver anterioresVer resultados

Noticias Relacionadas

Amores en tránsito
2010-03-29 17:26:48

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Amores en tránsito

Por: Álex Rei

Viajar solo le atemorizaba un poco. Le daba miedo sentir la necesidad de hablar con alguien y no tener ningún amigo cerca con el que compartir unas palabras. Le producía un poco de vértigo imaginarse en la habitación de un hotel cutre (porque con lo que había pagado, seguro que muy lujoso no era) cuando llegara la noche sin atreverse a salir.

leer más
Oscuridades
2010-03-14 21:21:37

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Oscuridades

Por: Álex Rei

El polvo había estado bien, el tipo era muy morboso, muy sensual, cuando le tocaba con golpes secos y firmes, notaba Gonzalo como su piel se erizaba. Sí, había disfrutado, había sido un polvo de calidad, cosa que en el Strong a veces no era fácil porque no había cabinas y todo se reducía a un guarreo rápido en el que la gente lo que parecía buscar era desahogarse pronto para irse a casa o irse a meter otra raya.

leer más
Las perplejidades de Mario
2010-02-12 16:12:44

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Las perplejidades de Mario

Por: Álex Rei

Mario lleva ya más de un año en la capital. Y piensa que las cosas no eran como había pensado. Que las ciudades, cuando se visitan, son todas muy bonitas, pero cuando se vive en ellas es distinto.

leer más
Desconocidos conocidos
2010-01-29 18:43:19

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Desconocidos conocidos

Por: Álex Rei

Durante años, en una discoteca de Madrid que frecuenté semanalmente, tenía un conocido de vista que me llamaba la atención. No tenía un cuerpo espectacular, ni era de una belleza digna de ser portada de ninguna revista, tenía, más bien, una belleza triste o, dicho de otro modo, en su tristeza uno descubría belleza.

leer más
¿Realidad o Photoshop?
2009-11-12 12:47:58

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

¿Realidad o Photoshop?

Por: Álex Rei

Si uno va a quedar con alguien, teniendo una colección de fotos delante, parece que sabe con quién va a tener la cita, el ligue parece que deja de ser virtual para hacerse real. Y es aquí donde está el engaño, porque muchas veces las fotos poseen mucha ficción, y la distancia entre la imagen y la carne, como metáfora de la distancia entre el deseo y la realidad, es abismal.

leer más

© 2017 | powered by SUMMON press