tendenciagay.com

- toda la actualidad del mundo gay.

, 24 de junio de 2017 | 

La aventura de Nico (II)

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Álex Rei
domingo, 06 de junio de 2010, 20:01

“Sí, me das clase de Contabilidad…” La cara del profesor se transformó, se tornó seria, pero fueron sólo unos segundos. Luego comenzó a reírse. “Anda que… ¿Y qué haces aquí? ¿Estás solo?”. “He venido con un amigo pero se ha ido y a mí como no me apetecía irme ya para casa…” “Venga, te invito a algo, ¿qué bebes? Y vente con nosotros”. A Nico le sorprendió mucho la amabilidad de su profesor, aunque se notaba que él también estaba borracho. Luego todo pasó muy rápido. Salieron del Enfrente y se metieron en un local que Nico no conocía y que todavía se pregunta dónde estaba. Y allí, mientras estaban los dos apoyados en la barra, esperando para pedir, Nico, ya muy bebido, se lanzó y le besó en los labios. El profesor que se llamaba Alberto, pero sus amigos le decían Berto, titubeó. “Pienso que no deberíamos…”. “Tú relájate y no lo pienses”.

Nico no recuerda bien en qué momento abandonaron aquel bar. Sí tiene algunos recuerdos confusos de que estuvieron besándose hasta que decidieron irse, serían ya cerca de las seis de la mañana. Recuerda también que Berto paró un taxi, que él se debió dormir en el trayecto, que fue largo y que cuando se despertó estaba acostado al lado de Berto que dormía profundamente. Miró el reloj y marcaban las diez. Le dolía mucho la cabeza y tenía mucha sed. Sufría una resaca terrible, pero no se atrevía a levantarse, así que se volvió a dormir. Y cuando se despertó, Berto ya no estaba a su lado, pero le escuchó al fondo del pasillo. Se levantó y llegó a una cocina muy bonita, de diseño, como ésas que se veían en las revistas de decoración. Su profesor estaba preparando un zumo de naranja y en una bandeja había un plato con tostadas recién hechas. “¡Vaya!”, exclamó al verle, “te has despertado ya”. A Nico le daba mucha vergüenza todo, se sentía muy cortado, no sabía de qué hablar, qué decir… Todo su desparpajo de la noche anterior se había esfumado. En cambio, Berto hablaba sin parar, quizá porque él tampoco sabía muy bien qué decir y prefería llenar un silencio que hubiera sido incómodo con una conversación banal. Berto le confesó que él también tenía mucha resaca y aunque no solía salir los jueves, aquel día sus amigos le habían convencido. Al menos los viernes no tenía clase y no era necesario que fuera a la Facultad. Después de desayunar, Nico le dijo que se tenía que marchar y Berto lo acompañó hasta la parada de metro más cercana.

El martes siguiente, que era cuando volvían a tener clase, Nico estaba muy nervioso. Pensaba que, sin duda, Berto nunca volvería a hablar con él, haría como si aquella noche nunca hubiera tenido lugar, como si hubiera sido un sueño. Y, la verdad, en los recuerdos de Nico tenía la inconsistencia de lo que no puede ser real. Berto entró en clase como siempre, serio, de traje, con el aire gris que se supone a alguien que explica algo tan árido como la contabilidad. No parecía el del jueves pasado. Nico, aunque intentaba apuntar en su cuaderno, todos aquellos conceptos tan complejos de las amortizaciones y reservas, no logró enterarse de nada. Durante toda la clase, sobre todo cuando Berto clavaba sus ojos en él, el corazón se le aceleraba. Pero el profesor le miraba como a cualquier otro, no pudo leer ningún significado cómplice en sus ojos. A Nico la hora se le hizo larga, demasiado larga.

Cuando terminó se fue al baño. No sabía muy bien qué hacía en la Facultad, debería irse a casa porque no se estaba enterando de nada y aunque las dos siguientes clases fueran con otros profesores, sabía que aquel día no podría concentrarse. Cuando salió del baño se dio de bruces con Berto. Entonces sí que Berto le sonrió: “Nico, ¿qué tal? ¿Te recuperaste el jueves?”. Nico sintió entonces como el corazón se le aceleraba… “Sí”, balbuceó, “me costó, pero sí… Bueno, ya nos veremos, ¡hasta luego!”. Y se fue. Todo le daba mucha vergüenza.

Han pasado dos semanas y es viernes. Hoy Nico no tiene plan porque sus amigos no salen. Pensaba quedarse en casa estudiando, porque los exámenes están a la vuelta de la esquina, pero no le apetece. Y tiene el móvil en la mano, porque no sabe si enviarle a Berto un mensaje para que se tomen algo juntos. Berto en medio de la borrachera de aquel jueves, le había dado su número. No es que Berto le gustase, porque realmente su tipo no era, aunque no estuviese mal. Pero le daba mucho morbo quedar con su profesor. ¿Y si le enviaba un mensaje y no le respondía? ¿O si ya tenía planes? Berto parecía un tipo majo, así que Nico decidió que si no era ese viernes, desde luego otro se tenía que tomar algo con él.

 

Comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:

Comentario:

Código de seguridad:
Escriba el código de seguridad:

Comentarios:

Dice ser joaquin
jueves, 10 de junio de 2010, 17:00
aqui falta mucho mas, no? en serio este es el final de la historia? pues alex rei no has atinado mucho con esta. pero bueno...te lo perdonamos, que el resto de relatos son geniales.

Página 1 de 1
Encontrados 1 comentarios
Subir ↑
Dónde estoy

Dónde estoy

Estás leyendo el artículo "La aventura de Nico (II)" en tendenciagay.com - toda la actualidad del mundo gay.

Estás dentro de la sección Reflexiones, categoría Opinión.

Si te gusta, puedes suscribirte a nuestro sistema de RSS o añadirnos a tus marcadores.

Si te apetece puedes comentar el artículo.
¿Cuál es la mejor fiesta gay/gayfriendly en España?
Ver anterioresVer resultados

Noticias Relacionadas

La aventura de Nico
2010-05-27 16:44:07

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

La aventura de Nico

Por: Álex Rei

Y allí, cuando ya llevaba tres minis, se quedó con la boca abierta cuando vio entrar a su profesor de Contabilidad por la puerta, acompañado de otros dos chicos.

leer más
Amores simétricos
2010-04-19 17:08:20

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Amores simétricos

Por: Álex Rei

Nuestra manera de vivir las relaciones, de vivir el amor está marcada por dos cosas: por un lado, por cómo hemos visto que se vivían las relaciones en nuestra familia. Y, por otro, quizá lo más importante, todo lo que la cultura nos dice sobre el amor, todos los libros, películas, series, que giran alrededor del tema. Y ahí Álex siempre se había sentido más identificado con las historias que narraban pasiones autodestructivas, amores dolorosos que llevaban a sus protagonistas a la negación de sí mismos.

leer más
Pasos
2010-03-07 19:41:20

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Pasos

Por: Álex Rei

A Diego le da miedo que si Quique viene a vivir con él todo se estropee, como esas parejas que cuando se casan descubren que no se soportan. Porque a él le ocurría un poco eso, cuando tenía una relación y el chico pasaba mucho tiempo en su casa, se empezaba a poner nervioso y la presencia de su novio le incomodaba.

leer más
Desconocidos conocidos
2010-01-29 18:43:19

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Desconocidos conocidos

Por: Álex Rei

Durante años, en una discoteca de Madrid que frecuenté semanalmente, tenía un conocido de vista que me llamaba la atención. No tenía un cuerpo espectacular, ni era de una belleza digna de ser portada de ninguna revista, tenía, más bien, una belleza triste o, dicho de otro modo, en su tristeza uno descubría belleza.

leer más
¿Realidad o Photoshop?
2009-11-12 12:47:58

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

¿Realidad o Photoshop?

Por: Álex Rei

Si uno va a quedar con alguien, teniendo una colección de fotos delante, parece que sabe con quién va a tener la cita, el ligue parece que deja de ser virtual para hacerse real. Y es aquí donde está el engaño, porque muchas veces las fotos poseen mucha ficción, y la distancia entre la imagen y la carne, como metáfora de la distancia entre el deseo y la realidad, es abismal.

leer más
Te prefiero como amigo
2009-10-15 13:00:24

UN ARTÍCULO DE ÁLEX REI

Te prefiero como amigo

Por: Álex Rei

El paso de una relación a una amistad no puede hacerse de la noche a la mañana, como quien se cambia de camisa. Cuando decimos lo de “te prefiero como amigo”, en el fondo estamos siendo cínicos.Para pasar a la amistad es necesario recorrer un camino que lleva su tiempo.

leer más

© 2017 | powered by SUMMON press