tendenciagay.com

- toda la actualidad del mundo gay.

, 18 de octubre de 2017 | 

Avatar, convence pero se queda corta

Cameron sabe cosechar triunfos en lo sensorial, pero en lo emocional, siempre nos deja huérfanos.

Joserra Villar
Cartel de la película.

Cartel de la película.

 

 

Jake Sully marine en silla de ruedas, se traslada a Pandora para sustituir a su recientemente hermano fallecido. Sólo él puede hacer frente a esta misión puesto que se tiene que hacer cargo de su avatar, un cuerpo mitad humano, mitad Na´vi, que son los nativos del planeta. Jake es el candidato perfecto para “conducir” a este raro ser azul puesto que lleva la información genética de su hermano.

Gracias a esta armadura orgánica, Sully recupera por completo la movilidad de su cuerpo y podrá infiltrase entre los nativos para ganarse su confianza y convencerles de que abandonen su hogar, asentado sobre un valioso mineral que los humanos invasores pretenden explotar. Pero para sorpresa de todos, Jake se enamora de una preciosa mujer de tres metros de altura y cuya piel es azul, Neytiri, una nativa que le enseñará la verdad de su pueblo y la nobleza de los Na´vi. El guapo pero azul protagonista rápidamente empieza a cuestionarse la misión y cruza la línea que hará que con piedras y palos, proteja a Pandora de la invasión humana.


A bombo y platillo y con la prepotencia y sobreranía que James Cameron afronta los estrenos de sus películas, y a ritmo de fanfarrias celestiales el director ya venía anunciándonos que el cine como hasta ahora lo conocíamos había muerto y que Avatar iba a suponer un antes y un después en la historia de cine.

Cameron efectivamente ha logrado algo sin precedentes en la historia del cine, sus titanicos esfuerzos han dado con una película más aburrida que Titanic. Cameron nos prometió y nos sugestionó para ver algo muy diferente de lo que hasta ahora habíamos visto, y sí llena la pantalla con mejoras tecnológicas, incidiendo en el 3D, la ingeniería gráfica, la interacción entre personajes digitales y reales, la meticulosa creación de un medio ambiente artificial y la potencia desmesurada de los efectos especiales.

 


Cameron nos llevó a su terreno y lo prometido nos lo ha servido en bandeja de plata, pero con un sabor muy amargo. Toda su carrera ha estado siempre marcada por una ambición desmedida por subirse el listón y encontrar nuevos niveles para el espectáculo, aprovechando al máximo las virtudes que le ofrece la técnica, pero descuidando por completo lo que nos cuenta con su guión. Un guión que no hay por donde cogerlo, es predecible, no aporta sorpresas, no hay ningún clímax destacable, ningún personaje hace nada realmente espectacular, simplemente interactuan de maravilla en el increíble y perfecto mundo 3D de Pandora.


Avatar, es por supuesto un espectáculo cinematográfico memorable, una obra maestra con una duración de tres horas de la cual no hay precedentes, claro está, si la ves con tus gafitas 3D puestas, porque de lo contrario,(ni se os ocurra verla en 2D), estas ante la película más aburrida de la historia del cine. La trama es es tópica, los personajes rozan el estereotipo y su evolución es completamente previsible. La típica historia de ejercito pobre con piedras que lucha por un ideal que puede con cualquier armamento sofisticadísimo y potente.

Supongo que la intención de emocionar al espectador, se basa en la impresionante gesticulación que los Na´vi poseen, en dejar al espectador entrar en primera persona dentro de la película, algo que nunca se había conseguido de forma tan real, pero el guión aburre hasta decir basta. Críticas al militarismo, el imperialismo e incluso el capitalismo son evidentes, así como odas a la ecología, la paz y la conexión interior entre todos los seres. Dos mundos contrapuestos que lucharan sin cesar hasta que la verdad de la pureza triunfe, al eterna historia del bien contra el mal, del cielo contra el infierno, norte contra sur. Cameron sabe cosechar triunfos en lo sensorial, pero en lo emocional,siempre nos deja huérfanos.


Deberían de habernos regalado algún que otro plano más del protagonista (Sam Worthington) sin sur armadura orgánica de Na’vi, porque el muchaho está bien buenorro.
 

 

Comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:

Comentario:

Código de seguridad:
Escriba el código de seguridad:

Comentarios:

Dice ser Emirse
lunes, 08 de marzo de 2010, 14:56
Al igual que Rober, difiero del comentario sobre la pelicula AVATAR, no es para nada aburrida y muy importante es el mensaje sobre lo dañino que podemos ser los humanos con la naturaleza. A mi me encanto y espero la segunda parte.

Dice ser Emirse
lunes, 08 de marzo de 2010, 14:56
Al igual que Rober, difiero del comentario sobre la pelicula AVATAR, no es para nada aburrida y muy importante es el mensaje sobre lo dañino que podemos ser los humanos con la naturaleza. A mi me encanto y espero la segunda parte.

Dice ser Rober
martes, 09 de febrero de 2010, 20:39
Buenas, es la primera vez que escribo, pero he de decir que la pelicula por muy cerca de lo tipico que este, como indicas, no deja nada que desear, la trama es perecta y deja con ganas de ver una segunda parte. La historia entre los dos protagonistas es de lo que mas llena y deja una sensacion perfecta.
Un saludo

Página 1 de 1
Encontrados 3 comentarios
Subir ↑
Dónde estoy

Dónde estoy

Estás leyendo el artículo "Avatar, convence pero se queda corta" en tendenciagay.com - toda la actualidad del mundo gay.

Estás dentro de la sección Críticas, categoría Cine.

Si te gusta, puedes suscribirte a nuestro sistema de RSS o añadirnos a tus marcadores.

Si te apetece puedes comentar el artículo.
¿Cuál es la mejor fiesta gay/gayfriendly en España?
Ver anterioresVer resultados

© 2017 | powered by SUMMON press